sábado, 6 de octubre de 2012

Monasterio de piedra


El edificio que hoy nos sirve como claro ejemplo de cómo se vivió la reconquista es el monasterio de piedra que gracias a su localización (Nuévalos, Zaragoza) se encuentra en un sitio estratégico, para ese momento de la historia.
Allá por el año 1000 cuando los musulmanes habían ocupado casi toda la península, en la frontera entre territorios de cristianos y musulmanes se encontraba un pequeño torreón construido por los cristianos como defensa hacia los musulmanes, el monasterio de piedra.

A medida que avanzó la reconquista de los cristianos este monasterio dejo de encontrarse en una situación crítica y en 1194 Alfonso II cedió el “castillo” a la Orden del Cister.
Desde 1195 a 1218 las gentes que el rey Alfonso II llamo para repoblar estas tierras (personas de el reino de Navarra y Aragón) construyeron el monasterio para que allí pudieran residir los monjes de la Orden del Cister. Debido al periodo de la historia en el que fue construido el monasterio tiene un estilo entre el gótico y el románico.


A partir de 1218 los monjes habitaron este monasterio durante casi  600 años en perfecta paz, pero en 1808, durante la guerra de la independencia, los franceses ocuparon el monasterio, los monjes regresaron justo al terminar la guerra, aunque pocos años  más tarde durante el trienio liberal (1820-1823) también se vieron obligados a abandonar el lugar, en 1823 regresaron de nuevo y abandonaron definitivamente el monasterio en 1835, con la desamortización de Mendizábal. Desde 1840 hasta la actualidad es una propiedad privada, que se permite visitar por el público.
  ANA BRIÑAS ASTILLEROS 2ºbachillerato b

1 comentario:

  1. De piedra me he quedado... quiero decir que me ha gustado, Ana.

    ResponderEliminar